domingo, 26 de abril de 2015

Estructura de Lewis

El desarrollo de la tabla periódica y el concepto de “configuración electrónica” dieron a los químicos los fundamentos para entender cómo se forman las moléculas y los compuestos.
La explicación propuesta por Gilbert N. Lewis es que los átomos se combinan para alcanzar una configuración electrónica más estable. La estabilidad máxima se logra cuando un átomo es isoelectrónico con un gas noble.
Cuando los átomos interactúan para formar un enlace químico, sólo entran en contacto sus regiones más externas. Por esta razón, cuando estudiamos los enlaces químicos consideramos sobre todo los electrones de valencia de los átomos. Para reconocer los electrones de valencia y asegurarse de que el número total de electrones no cambia en una reacción química, los químicos utilizan el sistema de puntos desarrollado por Lewis. Un símbolo de puntos o estructura de Lewis consta del símbolo del elemento y un punto por cada electrón de valencia de un átomo del elemento.
Los símbolos de puntos de Lewis para los elementos representativos y los gases nobles son los que muestra la siguiente tabla:


Con la excepción del He (helio), el número de electrones de valencia de los elementos se corresponde con el número del grupo. Por ejemplo el Na (sodio) es un elemento del grupo IA y tiene un punto para un electrón de valencia; el Ca (calcio) siendo un elemento del grupo IIA tiene dos puntos, es decir, dos electrones de valencia y así podemos seguir con los otros grupos.
Los elementos de un mismo grupo poseen configuraciones electrónicas externas similares y, en consecuencia, también se asemejan los símbolos de puntos de Lewis. Los metales de transición, lantánidos y actínidos, tienen capas internas incompletas y en general no es posible escribir símbolos sencillos de puntos de Lewis para ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario